Y tú quejándose que de premio te dan una pluma y un termo .

Una mujer que trabajó durante poco más de un año en una tienda departamental recibió un cheque de finiquito que la dejó completamente sorprendida.

La mujer esperaba destinar ese dinero para liquidar algunas de sus deudas, pero cuando lo recibió no supo si reir, llorar, gritar, entristecerse o molestarse.

Y es que su cheque de finiquito le llego por la cantidad de 96 CENTAVOS.

Aunque en principio supuso que se trataba de un error, tras verificar con el área de personal y confirmar que estaba en lo correcto le informaron que se debió a “unos ajustes” que la empresa hizo de este monto.

“Gracias Coppel por mi finiquito de 96 centavos” escribió en su cuenta de Facebook la ahora ex empleada, quien no sabe si costaba más el papel donde se imprimió la cantidad que le entregaron o la cantidad misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.